Artesanía

Las especiales características, tanto orográficas, geográficas y ambientales, que conforman la Comarca de Los Montes de Toledo han propiciado una especial sensibilidad artesana en sus moradores a lo largo de la historia.

La artesanía en los pueblos de la Comarca de los Montes de Toledo forma parte de la historia y de la cultura de las personas, que generación tras generación, se han dedicado a este tipo de trabajos, ya olvidados para muchos por el actual ritmo de vida y el modelo de sociedad industrializada en que nos hallamos inmersos.Las profesiones artesanales por excelencia trabajan a partir de materias primas naturales y propias de la zona geográfica en que el artesano desarrolla su actividad.

Cerámica

Las labores alfareras que tienen su particular producto en la zona, son las cerámicas de Cuerva, productos realizados de forma exclusiva en esta localidad.

Son piezas de color vidriado y melado, con decoración vegetal características, que le otorgan nombre propio.
Otras localidades con impronta alfarera son los municipios de Consuegra, Navahermosa y Los Navalmorales.

Cuero

El tratamiento de pieles animales, en toda la amplitud que abarca este término, zapatos, guantes, cinturones, ropa, botas de vino, útiles de caza, aperos de labranza., tiene sus orígenes en una necesidad básica, la de vestirse, aunque con la trasformación de la sociedad rural en nuestro siglo se ha convertido en producto de diseño, exclusivo, con la impronta de las cosas hechas a mano.

En Los Montes de Toledo son muy abundantes y variadas las muestras de la mejor artesanía del cuero en todas sus versiones. Marroquinería, curtidores, zapateros, toneleros, guarnicioneros, por nombrar a algunos, forman parte de un sector de gran importancia económica en las últimas décadas. El mundo de la caza, la equitación o el vino están íntimamente ligados al trabajo manual del cuero animal.

Encontramos en Los Yébenes, maestros en la confección de útiles de caza como zahones, zurrones, fundas de escopeta, cananas o arreos de montar.

En Ventas con Peña Aguilera o en San Pablo de los Montes se han especializado además en la marroquinería y calzado, sin abandonar la confección anteriormente mencionada para la caza. De Polán salen las sillas de montar para los más famosos jinetes.

Aunque en estas líneas hemos nombrado algunas de las poblaciones más representativas en lo que al trabajo de la piel se refiere, no son ni mucho menos, las únicas, ya que esta labor artesana se extiende por toda la comarca de los Montes de Toledo.

guarnicionería en Los Montes de Toledo 

Forja

Mucho saben los Montes Toledanos del arte de la fragua en sus variedades de herreros, espaderos y cuchilleros.

La construcción de herramientas y armas fue un ejercicio practicado por los pueblos prerromanos, que mejoró con la llegada de visigodos y árabes.

En las fraguas de la comarca trabajan herreros, espaderos y cuchilleros para conseguir históricas armaduras. Espadas, navajas, rejas y cencerros son algunos de los objetos más comunes.

En la zona de Los Montes de Toledo se practica especialmente la forja. En estos pueblos el buen hacer del herrero era primordial dado el carácter labriego de sus moradores. Estos herreros y su capacidad de dominar a su capricho el hierro han derivado en la zona en los rejeros, artesanos que conviven en la actualidad con diversas modalidades de este oficio a caballo entre la artesanía y la mecanización.

Es este un oficio que exige gran dominio del material, por lo que la tradición familiar es el primer suministrador de nuevos artesanos.

Los municipios de la zona Montes de Toledo que destacan en este sector artesano son Consuegra, Navahermosa, Las Ventas con Peña Aguilera, Noez y Gálvez, entre otros.

trabajos en forja

Taxidermia

El arte de disecar animales para conservarlos con apariencia de vivos, es una actividad muy extendida en la Comarca de Los Montes de Toledo, al ser uno de los puntos cinegéticos más importantes de la Península Ibérica. Los cazadores, son los que más demandan el oficio del taxidermista. Tienen y poseen un interés como recordatorio de algunas determinadas piezas cobradas en cacerías y monterías.

Debido a que uno de los lugares más ricos en recursos cinegéticos se centra en Los Montes de Toledo, la mayor concentración de artesanos taxidermistas se da en localidades próximas a los Montes y sus estribaciones.

La disecación, a primera vista, parece ser sencilla y fácil de ejecutar, pero no es así, ya que siendo tan variables las especies, las formas también varían, así como la manera de conservar sus pieles o plumas, debiendo tener por parte del taxidermista, gran habilidad para desollar el animal, a fin de que su piel no sufra deterioro. Además el taxidermista debe conocer las posiciones más habituales que adopta al animal y reconstruir así sus posiciones en el hábitat que generalmente frecuenta. Por esta razón, el taxidermista ha de ser también un buen naturalista.

En algunos talleres aprovechan las patas de las piezas para perchas, y las cuernas obtenidas para realizar lámparas, también ejecutan tallas sobre las astas de ciervo y empuñaduras para armas blancas.
Los principales talleres se encuentran en las localidades de Las Ventas con Peña
Aguilera, San Pablo de los Montes, Los Yébenes, Navahermosa, Menasalbas y Mora de Toledo.

taxidermia

Madera

Buenos artesanos de la madera los encontramos en Sonseca, San Pablo de los Montes, Gálvez, Navahermosa, Mora, Noez, Polán, Las Ventas con Peña Aguilera, Mazarambroz.
Alrededor de la madera se citan carpinteros, ebanistas, tallistas o toneleros que elaboran puertas, muebles, marqueterías y utensilios domésticos.

Sonseca sobresale en este oficio por la repercusión de sus muebles de "estilo español " que tiene en toda Europa. Y San Pablo de los Montes, Gálvez, Navahermosa, Mora o Noez, apuestan fuertemente por el "estilo provenzal".

La talla de la madera también aparece ligada a la industria del mueble. En Sonseca, Polán, Ventas o Mazarambroz se miman algunas piezas de carácter más exclusivo, adornándolas con tallas, volviendo a la minuciosidad artesana de antaño.

artesanos de la madera

Tejidos Naturales

Alfombras y tapices son los más preciados productos tradicionales en esta materia, destacando Mora, Orgaz, Los Yébenes y Guadamur.

El trabajo de fibras naturales permitió confeccionar a lo largo de los siglos vestidos, tapices o alfombras crea- dos tradicionalmente por manos femeninas, y la Comarca de Los Montes de Toledo es especialista en la elaboración de alfombras y tapices.

La Comarca de los Montes de Toledo, que ha tenido un pasado esplendoroso de telares y tejidos ha visto como desaparecían la mayoría de telares, ruecas o tornos quedando apenas unos cuantos: en Orgaz se siguen haciendo alfombras de nudo, en Mora y en Los Yébenes todavía se siguen manteniendo algunos telares.

En Guadañar queda uno de los últimos talleres de repostero, prenda elaborada con la técnica del bordado culto, elaborada con motivos heráldicos, heredada del castillo y alcázares medievales.
La piedra es un elemento importante en Toledo, existiendo a lo largo de la historia muchos talleres dedicados a la cantería, sobre todo en la zona de los Montes. De pueblos como Las Ventas con Peña Aguilera, San Pablo de los Montes, se ha venido extrayendo piedra desde los romanos. Piedra para ser utilizada en la construcción y en la erección de monumentos.

El tipo de piedra más abundante es el granito, aunque también dan algunas clases de calizas. Los canteros de los Montes de Toledo extraen la piedra a base de cincel y mazo, la labran a pie de cantera.

Oficio de fuerza y habilidad, así como de gran capacidad creativa, pero de una gran dureza, pues sus condiciones son casi siempre muy extremas, lo que motiva que poco a poco vayan desapareciendo.

El trabajo de cantería se divide en diferentes modalidades, una destinada básicamente a la preparación de sillares dedicados a la edificación, y otra más artística tiene como fin la talla de piedra, produciendo escudos, balaustradas, balcones, capiteles, fuentes, chimeneas y un gran número de elementos decorativos. Estos ti- pos de trabajo, no suelen realizarse en un solo bloque, sino que el cantero va trabajando las diferentes partes que una vez montadas darán lugar a la pieza.

0
0
0
s2sdefault

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto