Los Montes de Toledo se preparan para el proyecto “Sumidero CO2” con el objetivo de mitigar el cambio climático y beneficiar a los agricultores

El GDR Montes de Toledo pondrá en marcha, junto a otros seis grupos, el proyecto “Sumidero CO2” que permitirá mitigar los efectos del cambio climático y beneficiar económicamente a los agricultores generándoles una segunda línea.

 


Cuenca, 4 julio 2024

 

El Grupo de Desarrollo Rural Montes de Toledo forma parte del proyecto “Sumidero CO2” entre la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER), la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y otros seis GDR. Se trata de un protocolo de colaboración firmado ayer en el Museo Paleontológico de Cuenca que pone en marcha siete proyectos pilotos en la región.

El objetivo de esta iniciativa es reducir los daños provocados por el incremento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera. Para lograrlo, se llevará a cabo un estudio y medición que determinará la capacidad de distintos terrenos agrícolas y ganaderos de Castilla-La Mancha para absorber CO2. Esto permitirá una gestión activa y directa de los sumideros naturales de carbono, avanzando así hacia la neutralidad climática.


Los proyectos piloto se llevarán a cabo en los olivos de los Montes de Toledo, en los campos de albaricoques de Hellín, en los almendros de La Manchuela Conquense, en los pastos de Cuenca y de Guadalajara, en el viñedo de Ciudad Real y en el vino de la D.O. Uclés.

Este proyecto piloto y totalmente innovador, tiene como objetivo medir y obtener CO2 para que los agricultores y ganaderos que acudan al mercado de emisiones, tengan una segunda renta.

La importancia y los beneficios de conocer los sumideros de carbono en plantaciones agrícolas y pastos son múltiples y tienen implicaciones tanto a nivel ambiental como económico y social. Además de mitigar los efectos nocivos del cambio climático reduciendo el CO2 atmosférico (uno de los principales gases de efecto invernadero), también mejoran la salud del suelo incrementando su fertilidad y reduciendo su erosión.

Durante la jornada, los Grupos de Desarrollo Rural que van a participar en este ambicioso proyecto, han procedido a la firma de los contratos con la empresa adjudicataria: Pilar Fernández, presidenta del GDR Montes de Toledo; Jesús López, presidente del Grupo Campos de Hellín; José Luis Merino, presidente de ADIMAN; Francisco José Cocera, integrante de la Junta Directiva de PRODESE, que ha asistido en lugar de su presidenta Cristina Coral; Jesús Alba, presidente del GDR Molina de Aragón-Alto Tajo; Pedro Antonio Palomo, presidente de Alto Guadiana Mancha; y Víctor Jiménez, presidente de ADESIMAN.

Por su parte, la presidenta del GDR Montes de Toledo, Mª Pilar Fernández, ha destacado que: “El desarrollo de este proyecto ejemplifica el trabajo que realizamos desde los grupos, donde también apostamos por iniciativas para la protección del medio ambiente, conservando nuestros recursos naturales y resaltando el esfuerzo de nuestros agricultores y ganaderos, favoreciendo a fijar población en zonas rurales".

A la firma también han asistido delegados provinciales de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, diputados provinciales de Cuenca; y tres de los cuatros vicepresidentes de RECAMDER, concretamente, el vicepresidente por la provincia de Albacete, José Manuel Valdevira, del GDR Mancha Júcar; la vicepresidenta por la provincia de Cuenca, Rosa María Carabaño, de CEDER Alcarria Conquense; y el vicepresidente por la provincia de Ciudad Real, Pedro Antonio Palomo, de Alto Guadiana Mancha. Además, se ha contado con la presencia de algunos agricultores.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez, ha indicado que “el objetivo es que las explotaciones agrarias puedan ser centros referentes donde se pueda capturar y almacenar el CO2 que emiten las empresas y que haya una compensación directa al agricultor que le sirva para complementar su renta”.

La metodología a utilizar para la medición y obtención de stock de CO2 incluye sistemas satelitales, drones, lidar terrestres, medición radicular, análisis de suelo, validación de datos obtenidos, desarrollo del modelo predictivo y cuantificación del carbono secuestrado.


Este proyecto también contribuirá a aumentar la conciencia social sobre la importancia de proteger nuestros entornos. Además, generará una nueva fuente de ingresos para los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha, complementando sus rentas actuales. Para las empresas, permitirá la compra de créditos de carbono certificados, ayudándoles a alcanzar objetivos clave de neutralidad climática en sus producciones y mercados específicos. De esta manera, demostrarán su compromiso con el medio ambiente y contribuirán a la conservación del entorno natural y rural.

gdr museo paleontologico

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto