“Para el equipo que forma esta gran familia lo importante son las personas y su calidad de vida”

APANAS es una Asociación privada sin ánimo de lucro con centros en la provincia de Toledo, que contribuye, desde un compromiso ético, con apoyos y oportunidades, a que cada persona con discapacidad intelectual y su familia pueda desarrollar su proyecto de calidad de vida y promover su inclusión como ciudadano de pleno derecho, en una sociedad justa y solidaria. Su presidenta, María del Mar Azaña, responde a nuestras preguntas y nos cuenta la razón de ser de APANAS.

Pregunta: ¿Cuándo se creó APANAS?

Respuesta: APANAS tiene más de 50 años de vida, en concreto, fue en el año 1965 cuando se creó la Asociación de la mano de un grupo de familias que no encontraban para sus hijos con discapacidad los centros y atención que necesitaban, ya que hasta ese momento la sociedad no les ofrecía ningún tipo de oportunidad. Con el paso del tiempo, la Asociación ha continuado avanzando y creando los diferentes centros y servicios con los que hoy cuenta, gracias al apoyo de las instituciones públicas y privadas hasta ser lo que es hoy.

P: ¿Cuál es el objetivo principal de APANAS?

R: El objetivo es el de dar los apoyos y las oportunidades necesarias para que, tanto las personas con discapacidad intelectual como sus familias, puedan mejorar su calidad de vida.

P: ¿Cuántos trabajadores hay en la actualidad en la Asociación?

R: En la actualidad hay más de 100 trabajadores. Tenemos personal de servicio, cuidadores, psicólogos, fisioterapeutas…

P: ¿Qué servicios ofrece APANAS?

R: APANAS tiene unas 500 familias afiliadas, de las que más de 350 personas con discapacidad intelectual reciben atención directa. A día de hoy tenemos en marcha cinco talleres ocupacionales (dos en Toledo y tres en municipios de la provincia; uno en Fuensalida, uno en Calera y Chozas, y otro en Gargantilla).

Asimismo, contamos con cuatro viviendas con apoyo en la ciudad de Toledo y una residencia para mayores de 50 años, un centro de día donde las personas realizan diferentes actividades. Además, tenemos un servicio de atención temprana creado en 2016, que es un recurso eficaz de prevención e intervención dirigido a niños y niñas entre 0 y 6 años, que presentan o tengan riesgo de dificultades en el desarrollo. Se interviene en el entorno natural de la vida del niño donde crece y se desarrolla, empoderando a la familia para que puedan actuar de manera funcional con sus hijos.

Del mismo modo, en 2017 se puso en marcha el servicio de capacitación, y contamos con un servicio de ocio y deporte para cubrir las necesidades de nuestros usuarios. En definitiva, un poquito de todo.

P: ¿Cuál es la filosofía del equipo directivo de APANAS?

R: Nuestra filosofía es dar cumplimiento a nuestra misión: “trabajar por y para las personas y sus familias”. Para el equipo que forma esta gran familia lo importante son las personas y su calidad de vida. Queremos que cada uno de los usuarios que son atendidos expresen sus necesidades, sus gustos, sus sentimientos, con una finalidad, ofrecerles lo mejor, siempre teniendo en cuenta los recursos con los que disponemos. 

P: ¿Tiene la Asociación algún proyecto a corto plazo que se pueda mencionar o ha emprendido alguna mejora o iniciativa recientemente que queráis destacar?

R: Queremos poner en servicio más viviendas, ya que gran parte de las familias de nuestra Asociación son personas mayores, entonces lo que nos demandan son más recursos residenciales. Por ello, nuestra idea es, con el tiempo y los apoyos necesarios, aumentar este tipo de servicios.

En este sentido, recientemente se ha aprobado un proyecto para la creación  de dos viviendas con apoyo en Calera y Chozas, que comenzaremos en breve. Por otro lado, en Toledo, la Diputación nos cedió dos viviendas que estamos adaptando para nuestros usuarios, con un único objetivo, que puedan ser autónomos e independientes.

P: ¿Cómo es la relación con el Grupo de Desarrollo Rural Montes de Toledo y qué supone para APANAS pertenecer a esta Asociación?

R: Yo soy miembro de la Junta Directiva del Grupo y estoy muy contenta con ello.  Desde APANAS estamos encantados de pertenecer a esta Asociación, de colaborar para que los proyectos salgan adelante. Asimismo, para nosotros es un altavoz maravilloso,   pues se da visibilidad a nuestro colectivo y, desde allí, encontramos apoyo, cercanía y facilidades. Estoy segura de que si en algún momento se da la oportunidad de poner en marcha algún proyecto, la Asociación nos ayudará. Por ejemplo, las viviendas de Calera y Chozas van a salir adelante con Fondos Europeos a través de un grupo de desarrollo rural de aquella zona.

P: ¿Qué pretenden transmitir a las personas que van a APANAS?

R: Lo que nosotros queremos es que las familias sientan tranquilidad a la hora de que sus hijos, sus hermanos, sus familiares…, estén bien atendidos.  Luchamos por los  usuarios a los que damos servicio; queremos que todos en la medida de lo posible avancen y sobre todo, que se sientan felices, que es lo que realmente todos deseamos.

P: ¿Qué hay que tener para trabajar para personas con discapacidad?, ¿una sensibilidad muy especial, un tacto distinto, una visión diferente…?

R: Yo creo que como cualquier trabajo te tiene que gustar lo que haces, aunque hay que tener una sensibilidad especial porque al final estás trabajando con personas y todos los que trabajan con personas tienen que tener esa sensibilidad. Por otro lado, es muy importante tener en cuenta los sentimientos de las personas, sus gustos, sus preferencias…, y por supuesto requerimos profesionalidad y la adecuada formación para el puesto que desempaña.

P: ¿Cómo son las personas con discapacidad?

R: Son iguales que cualquier otras personas pero con determinadas necesidades de apoyo en áreas concretas, como todos nosotros, y que a la hora de darles oportunidades lo que tenemos que hacer es trabajar sus fortalezas y analizar para qué puestos tienen más habilidades.

0
0
0
s2sdefault

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto